Buscar
  • Julián Ruiz Sáez

De cuando volví al Timbó

Actualizado: 20 de abr de 2018

Regreso a la placita del  TIMBó*.


De niño nuestro querido abuelo nos llevaba, a todos los primos, a trepar este árbol de la placita . Una de sus ramas baja a la tierra como si fuera un tobogán.

Hoy, con 44 años decido regresar a la placita del Timbó.  Me acerco al árbol y me dan ganas de treparlo pero me da verguenza.

Primer intento. Con un poco de torpeza comienzo el ascenso gateando sobre la rama-tobogán. Resbalo y tengo que volver atrás.

Frustración.

De golpe recuerdo a mi abuelo que nos decía; ¡al timbó se sube descalzo!. Mi mente ya está rendida, regreso al mundo de mi niñez.

Segundo intento. Esta vez descalzo,  gateo el primer tramo de la rama y luego repto hasta arriba para evitar caer.¡Lo logré!.


Ahora toca bajar por el  tobogán sin caer. ¡Lo logré, de nuevo!.

Cuando ya pensaba que mi hazaña había terminado la voz interna me desafía; ¿no vas a volver a trepar? Ja, ja, ja.




*Placita: Plaza Thays, Montevideo, Uruguay.

*Timbó: Arbol de la flora indígena uruguaya. También conocido como “oreja de negro”(en guaraní: CAMBA NAMBI).

Cuenta la leyenda que un famoso cacique guaraní llamado Saguaá adoraba a su hija Tacuareé. Esta se enamora del cacique de una tribu lejana y abandona a su padre, quien desesperado sale a buscarla.

En su búsqueda afronta mil peligros, y en su desesperación cree escuchar sus pasos en la selva, por lo que apoya frecuentemente el oído sobre la tierra. Ya al límite de sus fuerzas, cae rendido por la fiebre, y muere con el oido pegado a la tierra.

Cuando tiempo después los hombres de su tribu lo encuentran, descubren que su oreja está unida a la tierra, por lo que deben cortarla para rescatar el cuerpo. La oreja había hechado raíces, y dá origen al árbol del timbó, o cambá nambí, característico por sus frutos en forma de oreja. 



40 vistas

Volver al Timbó

Julián Ruiz Sáez

Phone: +598 99281144

e mail: ruizsaezjulian@gmail.com